miércoles, 20 de marzo de 2019

MICHAEL WEISS, DINAMITA PURA EN EL IRONMAN 70.3 CAMPECHE.



Michel Weiss es todo un ídolo en su país, y tiene una gran legión de seguidores por todo el mundo. Este austriaco es uno de los mejores especialistas bike de la franquicia IRONMAN, y el pasado fin de semana en México, se anotó una gran victoria en el Ironman 70.3 Campeche. Su victoria fue más meritoria debido al alto nivel de Pros de máxima calidad que se juntaron en esta prueba de principios de temporada. Weiss es un triatleta ya de renombre. Sus siete victorias Ironman le avalan, además también de grandes victorias en Ironman 70.3. Un triatleta todoterreno, que aunque no corre mal es uno de sus puntos débiles, que le separan de grandes triatletas que dominan en la actualidad el territorio Ironman.








El austriaco, sabedor de ello, se ha metido una pretemporada corriendo más de 60 kilómetros semanales, con mucha calidad. Y la recompensa ha llegado en este Ironman 70.3 Campeche, donde Weiss marcó el mejor parcial a pie, 1:17:12, por delante de triatletas de la talla de Herrmerych o el americano Hanson. Sin lugar a dudas este último sector fue el punto clave de su victoria, aunque la natación de Michael Weiis no fue todo lo positiva que el quisiera, perdiendo en la T1 más de 2 minutos respecto algunos de los favoritos. De nuevo su brutal parcial en ciclismo le hizo remontar la situación de carrera. Un parcial de 2:00:26 le hacía el hombre más rápido en los 90 kilómetros. Aunque Van Lierde, con su 2:00:56, fue otro de los Pros más fuertes en este sector, la diferencia es que Van Lierde tuvo una buena natación y eso le hizo llegar el primero en la T2, aventajando a Weiis en 2 minutos y 27 segundos. Weiss, tras su gran parcial de ciclismo, llegó en segunda posición haciendo una grandísima remontada.




En este último sector Weiss sentenció la carrera, ya que Van Lierde se vino abajo. Y Michael Weiss rindió a un nivel sobresaliente a pie también, a pesar del gran esfuerzo en la bici, siendo un día de mucho calor y viento, imponiéndose con un tiempo total de 3:50:02; segundo el belga Pieter Heemeryck en 3:51:29, y cerrando el pódium el americano Ben Hoffman en 3:52:48. Con esta victoria Weiss ya está clasificado para el próximo mes de septiembre, Ironman 70.3 World Championship en Niza. No olvidemos que el pasado año este Pro venció en tres Ironman, Austria, Cozumel y Mar de Plata, por lo que ya está clasificado para Kona. Veremos en qué prueba Ironman lo veremos próximamente. Se rumorea que Ironman Texas, todavía por confirmar.






viernes, 15 de marzo de 2019

BRADEN CURRIE, OBJETIVO KONA 2019, AUNQUE ANTES DEBERÁ CLASIFICARSE EN IRONMAN CAIRNS.




Oceanía quiere un ganador en KONA, el poder y dominio de los alemanes desde 2014 es absoluto. Atrás queda la última saga de triatletas australianos que ganaron en Kona. Alexander, McCormack y Jacobs, estos tres dominaron el Ironman de Hawaii durante seis años, desde 2007 hasta 2012. Luke McKenzie en 2013 logró una segunda posición, y desde entonces los oceánicos no han vuelto a llegar a ningún pódium de Kona; el neozelandés Braden Currie es el elegido para volver al pódium, y por qué no, a vencer.



BRADEN CURRIE VENCEDOR DEL IRONMAN CAIRNS 2018 & IRONMAN NUEVA ZELANDA 2017.



Currie lleva ya dos temporadas rindiendo a gran nivel en la distancia Ironman. Sus victorias en el Ironman Nueva Zelanda en 2017 y en Ironman Cairns el pasado año, venciendo en la maratón a Gómez Noya, dejan claro el potencial de este triatleta que está capacitado para todo. Un triatleta excepcional, que se ha ido formando y dando todos los pasos correctos hasta dar el salto al Ironman. Buen nadador y ciclista, y espectacular corredor, el pasado año en Cairns voló en la maratón dando un recital y marcando 2:39:59, un nivel a pie al alcance de muy pocos Pros.




Su temporada 2019 está enfocada como objetivo principal en Kona, aunque antes deberá clasificarse. Currie empezó el año venciendo en la Challenge Wanaka, donde dio un auténtico recital, lo que le hacía ser un gran exponente para vencer en Ironman Nueva Zelanda. En Nueva Zelanda rindió a gran nivel, pero el tercer cajón del pódium no fue suficiente para conseguir su SLOT para Kona, por lo que deberá intentarlo de nuevo en Ironman Cairns. Al ser Championship, los dos primeros tendrán su billete para Kona, es aquí donde Currie deberá ser decisivo, se jugará en este Ironman su clasificación, ya que tras esta prueba tiene confirmada su participación en la Challenge de Roth.



OJALÁ LO VEAMOS EN KONA-2019, 
EN LA GRAN MARATÓN DANDO UN GRAN ESPECTÁCULO.



Y Kona, ¿cómo se le dará? Braden Currie ya conoce muy bien esta prueba. Las dos últimas temporadas ha corrido en este Campeonato del Mundo Ironman. Y este pasado 2018 Currie rindió a gran nivel. El recorrido le va fantástico, la climatología se adapta muy bien a este Pro que está acostumbrado a competir en condiciones duras. Currie hasta la T2, estuvo perfecto, cierto que la maratón se le hizo un poco larga en los últimos kilómetros, aunque grandes especialistas a pie "Lange 2:41:31, Aernouts 2:45:41 y Mcnamee 2:46:03"  fueron los únicos en ser SUB:2:50 a pie. Aunque O'Donnell, que llegó cuarto justo antes que Currie, se hundieron en este último sector. Lo positivo de todo esto para Braden Currie es que en la maratón puede hacerlo mejor, y ya va con la lección aprendida. Es un triatleta cualificado para rendir a ritmos de Frodeno o Lange a pie, o hasta permitirse salir en la T2 con algún pequeño retraso y salir remontando en este último sector. Pero no olvidemos que deberá clasificarse para Kona en Ironman Cairns. Crucemos los dedos para que así sea y veamos a este maravilloso triatleta en el Ironman Hawaii el próximo mes de octubre.

jueves, 7 de marzo de 2019

LUCY CHARLES, POR EL BUEN CAMINO...




Parece que Charles ha recapacitado, y su idea de los Juegos Olímpicos la dejó atrás. Lucy Charles, una de las mejores triatletas Ironman del mundo, parece que ya está centrada para este 2019. Lucy ya nos ha dejado claro cuáles serán sus grandes objetivos para esta temporada, volverá al Ironman Sudáfrica donde intentará revalidar su victoria del pasado año, y en esta prueba certificar su pasaporte para Kona. Aunque ya ha comunicado también que estará en la Challenge Roth, donde el pasado año se le escapó la victoria superada por la alemana Daniela Sammler.



Aunque será muy importante que Lucy se clasifique en Sudáfrica, si no tendrá que cambiar un poco sus planes en mente. Suponemos que tendrá todo bien estudiado y tendrá un plan B, por si no se clasifica en este primer Ironman que será el próximo 7 de abril. Si no, en el mes de julio ya tiene cerrada su otra gran participación en Roth, por lo que veremos a ver qué pasa con su actuación en Sudáfrica. Si llegase a ser el formato por puntos, Ranking-Pro-Kona, como era el sistema el pasado año, la británica con su segunda plaza en Hawaii, ya tenía los puntos suficientes para estar clasificada, con solo terminar Ironman Sudáfrica; pero el nuevo formato de SLOT, cambia las cosas y no premia como antes a los quedaban primeros en Kona.








El reto de Charles, en su segunda gran prueba de la temporada, será ganar. Y marcar su nombre en esta prueba donde las mejores triatletas del mundo ya dejaron grabado su nombre como vencedoras, como Daniela Ryf o Chrissie Wellington, dos de las mejores triatletas de la distancia Ironman de la historia. Sí tendrá una rival muy dura, la alemana Laura Philipp, todo un potencial que en su debut Ironman, en Ironman Barcelona, marcó un tiempo brutal 8:34:57; será un gran duelo ver a Charles y Philipp en acción, además de muchas más rivales con las que tendrá que luchar Charles.



¿ Pero cual será el verdadero reto de Lucy Charles en Challenge de Roth? sin lugar a dudas será la victoria. Pero otro gran reto será ver dónde están sus límites y ver si puede luchar por batir los tiempos estratosféricos que lograron Chrissie Wellington en 2011 8:18:13, 2010 8:19:10  y Daniela Ryf en 2016 8:22:04. Puede ser un gran estímulo además de la victoria para Charles, y ver una pequeña comparativa de niveles, aunque cada carrera es un mundo y no se pueden comparar. Pero esos dos tiempos de Wellington y Ryf son los mejores registros históricos de la distancia Ironman.



Y Kona será otro gran reto para Charles, donde esta jovencísima PRO, a sus 26 años ya ha sido dos veces segunda. De nuevo lo tendrá muy difícil, su rival la Mega-Poderosa Daniela Ryf vencedora en las últimas cuatro ediciones, una triatleta muy difícil de batir. Pero Charles tiene mucho a su favor para seguir haciendo más grande su majestuoso palmarés. Juventud, talento y mucho margen de mejora son sus grandes bazas para ir creciendo poco a poco. Veremos cuántos éxitos le acompañan esta temporada 2019.

lunes, 4 de marzo de 2019

LA CARA Y LA CRUZ, IRONMAN NUEVA ZELANDA.



LA CARA: TERESA ADAM.


TERESA ADAM: mucha atención con esta ex-Pro ITU, que lleva rindiendo a gran nivel en los últimos años en la franquicia Ironman. El pasado año fue segunda en Ironman Nueva Zelanda y este 2019 ha vuelta a repetir su gran actuación con otra gran segunda posición. Recordemos que el pasado año tras Ironman Nueva Zelanda, venció en el Ironman Cairns Asia Championship, siendo SUB-9 Horas ante grandes rivales. Esa gran victoria y la suma de 4.000 puntos le valió para estar en Kona. Adam completó una gran actuación en este Ironman de Nueva Zelanda 2019, tras salir con las primeras del agua. Su actuación en los 180 kilómetros fue muy solida, es cierto que no pudo con el ritmo de la americana McCauley, pero tomó iniciativas y se marchó en solitario intentando perder lo menos posible en la T2. Con 6 minutos perdidos respecto a la americana, Adam debería correr muy bien y esperar algún error de McCauley para poder ganar. Pero no fue así, McCauley marcó también el mejor parcial a pie. A pesar de todo, Adam supo estar a la altura marcando la segunda mejor maratón de día, que le valió un gran segundo puesto y un tiempo total de 9:05:33. A sus 28 años, mucho talento y un gran futuro le esperan a esta triatleta que la veremos en Cairns para intentar revalidar título y conseguir su SLOT para Kona.



LA CRUZ: CAMERON BRONW.


CAMERON BROWN: a este Mega-Pro no se le puede echar nada en cara. En sus últimas 20 participaciones en el Ironman de Nueva Zelanda solo conoce el pódium. 12 veces vencedor de este Ironman, 5 veces segundo y 3 veces tercero. A sus 46 años, Bronw no tuvo su día, el neozelandés no se encontró con buenas sensaciones, a pesar de una perfecta preparación para esta prueba que ha realizado durante los últimos meses. Ya desde el agua salió perdiendo tiempo respecto a los mejores; como pudo terminó los 180 kilómetros, pero tras dejar atrás la T2 sus piernas no iban este día, y optó por abandonar en el kilómetro 4 de la maratón. A pesar del duro golpe para este gran profesional, Brown se fue a la línea de meta para animar a sus rivales, todo un ejemplo de grandeza de este triatleta mítico que sabe lo que es ganar por todos los rincones del mundo, y ser pódium en Kona en cuatro ocasiones. Aunque Brown ya dejó claro que volverá con más fuerza el próximo año, seguramente lo podremos ver el próximo mes de junio en el Ironman Asia-Pacific Championship Cairns, donde intentará luchar por la victoria y poder también clasificarse para Kona.

sábado, 2 de marzo de 2019

IRONMAN NUEVA ZELANDA 35º EDICIÓN. MIKE PHILLIPS SORPRENDENTE VENCEDOR, Y JOCELYN McCAULEY REVALIDA SU TÍTULO COMO YA LOGRÓ EN 2017.



Ironman Nueva Zelanda abría la temporada Ironman 2019. Eran muchos los Pros de gran calidad que estaban en la línea de salida. Cameron Brown intentaría luchar por su 13º victoria en esta prueba a sus 46 años, pero no fue su día. Brown llegó desfondado a la T2, y abandonó en el kilómetro cuatro, un duro palo para este Mega Pro que siempre suele estar en el pódium.



PHILLIPS VOLÓ Y REMONTÓ LA CARRERA EN LA MARATÓN.
MARCANDO UN TIEMPO RUN 2:40:05.



La carrera fue rápida desde la natación. McNeice fue el primero en tocar tierra en solitario en 46:42; pasado poco más de 1 minuto llegaba el grupo de los favoritos liderado por Phillips, en el que se encontraban Currie, Bozzone, Reed y Starykowicz entre otros. Los 180 kilómetros tuvieron un claro dominador que rompió la carrera. Starykowicz marcó un ritmo infernal y fue aumentando la ventaja hasta llegar a la T2, marcando un parcial bike 4:12:18, lo que le permitió empezar a correr con una ventaja de casi 20 minutos sobre sus rivales. El americano era consciente de que por detrás venían grandes corredores, y para alzarse con la victoria no debería pasar del 2:55 a pie, pero por detrás, triatletas como Phillips o Currie venían corriendo muy fuerte.




Mike Phillips puso un ritmo que nadie podía seguir, iba en busca y captura de Starykowiz. El americano era consciente de la remontada que estaba haciendo Phillips. Hasta que éste le dio caza a poco menos de 5 kilómetros para meta, sin opción de Starykowicz de seguir el fuerte ritmo de Phillips que se marchaba en solitario a meta habiéndole remontado 18 minutos al americano desde la T2. Phillips se alzaba con la victoria y era la sorpresa del día, marcó la mejor maratón 2:40:05 y un tiempo total de 8:05:09. Segundo Andrew Starykowicz que tras su desastrosa maratón de nuevo se le escapó otra victoria, marcando 8:07:33. Cerrando el pódium Branden Currie, que hizo una carrera muy sólida, por muy poco no neutralizó a Starykowicz.



McCAULEY, DOBLE VENCEDORA DEL IRONMAN NUEVA ZELANDA 2019 Y 2017.



Entre las PRO mujeres, el nivel también era altísimo, además se reunían una seria de triatletas que ya saben lo que es ganar esta prueba, como Kessler, ganadora cinco veces este Ironman de Nueva Zelanda, Laura Siddal la vencedora del pasado año, o la americana y vencedora de esta edición Jocelyn McCauley que ya ganó en 2017 y el pasado año cerró el pódium de esta prueba superada Siddal y la joven y prometedora australiana Teresa Adam.



Mientras Clarke era la primera en tocar tierra en 49:20 junto con Kessler y Adam, en la T1 empezaba una auténtica contrareloj para la americana Jocelyn McCauley, ya que en el agua había perdido más de 3 minutos respecto al grupo que lideraba este primer sector. Pero McCauley fue pasando rivales y conectó con las primeras en el kilómetro 70, marchándose en solitario sin dar ningún tipo de opciones a sus rivales. Adam tomo responsabilidades y se marchó para intentar perder lo menos posible respecto a McCauley en la T2. McCauley llegaba marcando el mejor parcial bike 4:57:27, Teresa Adam lo hacía pasado los 6 minutos y Kessler los 9 minutos. McCauley estaba corriendo a gran nivel, y también marcaría el mejor parcial a pie, por lo que la victoria estaba en sus manos, siendo la americana SUB-3 Horas en la maratón y anotándose una fantástica victoria 8:53:11, consiguiendo el récord de esta prueba y la única del día en ser Sub-9 Horas. Ya que Teresa Adam, tras otra gran actuación, terminó con un tiempo de 9:05:33. Keesler tercera y la vencedora del pasado año Siddal se tuvo que conformar sin estar en el pódium en cuarta posición.